Indemnizado con casi 11.000 euros por pisar un cristal roto en la Sala Macumba


La Sala Primera del Tribunal Supremo ha condenado a la madrileña sala de fiestas Macumba a indemnizar con 10.973 euros a un cliente que sufrió daños en su pie de diversa consideración por pisar un cristal roto en la zona de acceso a los baños de dicha sala. En concreto, el cristal atravesó su calzado y se clavó en la planta del pie izquierdo, a consecuencia de lo cual sufrió lesiones de las que tardó en curar noventa días, y que le han producido secuelas como talalgia postraumática, cicatriz dolorosa y también cojera.

El Supremo anula de este modo la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Madrid, que consideró que la reclamación contra la discoteca estaba prescrita y puntualiza que esta prescripción fue interrumpida por la formulación de denuncia penal. Los hechos tuvieron lugar el día 9 de noviembre de 2008, a las 4.30 horas de la madrugada y la denuncia penal se presentó el 3 de julio de 2009, siendo definitivamente archivada el 10 de marzo de 2010. Dos días antes de esta última fecha, la víctima había interpuesto su demanda civil contra la sala de fiestas. De esta manera, el Supremo confirma la resolución que adoptó en primera instancia la juez número 13 de Madrid, que estableció la indemnización en 10.973 euros.