La primera sentencia del ‘caso Volkswagen’ en España le da la razón al fabricante


Un juzgado de primera instancia de Torrelavega, en Cantabria, ha fallado a favor de la firma de automovilística Volkswagen y en contra de anular la venta de un vehículo de la marca por tener un motor turcado con el que disimulaba las emisiones de óxido de nitrógeno a la atmósfera. La reclamación se dirigía contra Volkswagen Audi España  y también contra el concesionario oficial. Se trata del primer fallo en España en torno a este escándalo y lo justifica en el hecho de que la reparación del vehículo puede hacerse “en términos razonables”, así como en la ausencia de conciencia ecológica especial por parte del comprador, que no ha demostrado una especial conciencia medioambiental, ni tampoco “que pertenezca en alguna asociación ecologista haciendo aportaciones económicas”. Otro argumento para desestimar la demanda es que los vehículos afectados se pueden reparar “en términos razonables”.

En relación con el concesionario el juez desestima la demanda y la anulación, debido a que no existe prueba alguna de que el vendedor supiera “que el vehículo tenía instalado un software malintencionado”. Además, el juez afirma que “no puede aseverarse que se haya producido un error relevante” porque “el vehículo es apto para la circulación” y no se ha ordenado paralizar los vehículos afectados en ningún momento. Volkswagen comenzó a reparar los vehículos afectados el pasado mes de febrero.