CÓMO HACER LA LIQUIDACIÓN DE GANANCIALES


No nos engañemos, la mayoría de las personas que van a casarse de lo último que se preocupan es del régimen económico de su matrimonio. Hasta que surgen los problemas, sobre todo cuando llega la hora de divorciarse y dividir el patrimonio común. ¿Qué bienes son gananciales y cuáles son privativos? ¿Qué pasa con el dinero que tenía yo antes de casarme? ¿Y con lo que me prestaron mis padres? ¿Qué sucede con las herencias? ¿Y si el domicilio familiar lo compró un solo cónyuge de soltero, pero se continuó pagando la hipoteca tras el matrimonio? ¿Qué corresponde a cada cónyuge? ¿Cómo se valoran los bienes? Estas y otras muchas son las preguntas que surgen a la hora de liquidar la sociedad de gananciales, ya sea por la quiebra del matrimonio o bien porque los cónyuges deciden libremente modificar el régimen económico del mismo al de separación de bienes.

 

La liquidación de gananciales precisa de un inventario de bienes, una valoración de los mismos y su posterior reparto entre ambos cónyuges. Y al igual que sucede con la separación y el divorcio puede hacerse de mutuo acuerdo entre los cónyuges, con la intervención de un notario, o bien vía contenciosa en el Juzgado. En ambos casos es esencial contar con un asesoramiento legal preciso e integral, que tenga en cuenta todos los pormenores de cada caso concreto, incluidas las importantes repercusiones fiscales.

 

Necesito Abogado quiere garantizar un trato próximo y completamente accesible a sus clientes, por ello nos comprometemos a responder gratuitamente a todas las consultas iniciales en un plazo breve, no mayor de 24 horas y, además, hacerlo mediante un asesoramiento personalizado, para lo que sólo tiene que enviarnos un email a info@necesitoabogadomadrid.com o si lo prefiere llamarnos al siguiente nº de teléfono 917710210.