Los bancos deberán informar a sus clientes con Cláusula Suelo sobre una vía extrajudicial


Esa es una de las principales conclusiones del acuerdo alcanzado entre el Gobierno y el Partido Socialista para llevar adelante el Plan Extrajudicial que el primero pretende aprobar este viernes en Consejo de Ministros. Esta mecanismo surge para evitar el colapso en los tribunales de justicia por la afluencia de reclamaciones de afectados, después de que hace poco más de un mes el Tribunal de Justicia de la Unión Europea declarara nulas dichas cláusulas y obligará a devolver lo cobrado indebidamente en algo más de 1,5 millones de hipotecas en toda España.

 

El Gobierno prevé aprobar ese Real Decreto este mismo viernes y no se tramitará como proyecto de ley, precisamente para lograr que entre en vigor en poco tiempo. Se considera que poner en marcha este mecanismo con la mayor premura posible es un requisito clave para evitar que una avalancha de casos pueda llegar a colapsar los juzgados.

 

Además, según el acuerdo, las entidades bancarias deberán informar a sus clientes de que pueden reclamar lo cobrado de más con las cláusulas suelo. No obstante, las entidades, que están obligadas a adherirse a este sistema, solo estarán obligadas a comunicar la opción de reclamación a aquellos clientes que consideren oportuno, mientras que aquellos clientes que estimen que tienen derecho a reclamar, pero que no hayan sido convocados por las entidades bancarias, tendrán como opción final el recurso de acudir a la vía judicial.

 

Se da la circunstancia de que algunas entidades, como es el caso del Banco Sabadell o también el BBVA, o bien consideran que su cláusula no era opaca o bien creen que muchos de sus clientes sí tenían conocimientos suficientes para conocer el funcionamiento de la misma. De tal forma que no considerarán en la obligación de tener que devolver la cantidad.

 

Según lo previsto para este sistema extrajudicial se establece un plazo máximo de tres meses para la devolución. Además, no se aplicará un recargo tributario. Una vez que reciba la reclamación del cliente el banco dispondrá de tres meses para presentarle una oferta en firme. Si en ese periodo no hay acuerdo, el proceso de mediación se dará por concluido y será el momento de la vía judicial.