Los beneficiarios de las cláusulas suelo tendrán que devolver el exceso de deducción por vivienda en el IRPF


El real decreto-ley aprobado este viernes por el Gobierno para regular la devolución a los perjudicados por las Cláusulas Suelo recoge que aquellos que reciban lo cobrado de más por sus entidades bancarias deberán regularizar su situación fiscal con Hacienda, devolviendo el exceso de deducción por vivienda en el IRPF si se beneficiaron de ella. La norma contempla un mecanismo extrajudicial de devolución de las cláusulas en un periodo máximo de tres meses.

La deducción por vivienda está relacionada con la cuota hipotecaria que pagan los contribuyentes, de tal manera que en caso de recibir una parte de lo pagado de más por las cláusulas suelo, la deducción aplicada en su día debería ser igualmente menor. Además también deberán tributar por los intereses de demora que el banco deberá abonar por el tiempo transcurrido entre la aplicación de la cláusula y la devolución de la misma, ya que son considerados intereses indemnizatorios.

Sin embargo, no tendrán que pagar ninguna sanción, recargo o interés de demora por el retraso en dicha regularización fiscal, pues se entiende que no se ha producido con ánimo de defraudar, ni tampoco ha existido ningún ánimo recaudatorio.