Tenemos casi un centenar de impuestos en España


Los impuestos en España han crecido en los últimos tres años desde los 68 que había en 2013 hasta los 97 actuales, que es la cifra absoluta de gravámenes que hay en España, sumando los propios del Estado y los de las Comunidades Autónomas. No obstante, el año que viene la cifra se incrementará de momento hasta los 98, con el nuevo impuesto para bebidas azucaradas y carbonatadas.

La cifra ha sido registrada por la Asociación Española de Asesores Fiscales y supone la constatación de un incremento de en torno a la decena de impuestos por año. Algunos de esos 97 gravámenes son tan habituales como el Impuesto sobre el Valor Añadido o el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, pero los hay también muy desconocidos para el ciudadano medio. Andalucía tiene, por ejemplo, un impuesto sobre las bolsas de plástico de un solo uso, o Castilla León cuenta con otro sobre la afección medioambiental que causan ciertos aprovechamientos del agua embalsada. Asturias, por ejemplo, tiene un impuesto sobre fincas o explotaciones agrarias infrautilizadas

Según un estudio de la Fundación Impuestos y Competitividad, España es el país integrado en la Unión Europea que cuenta con una normativa en materia fiscal más descentralizada, en torno a un tercio del total. Dentro de los países de la OCDE, solo Canadá, Suiza, EEUU y Suecia nos superan. No obstante, un sistema más simple podría recaudar lo mismo según dicho estudio, porque el total de los tributos autonómicos alcanzó los 1.800 millones de euros, mientras que un único impuesto estatal, el de Sucesiones y Donaciones superó los 2.400 millones.