El Tribunal Supremo aumenta la indemnización a una joven parapléjica


La Sala Primera del Tribunal Supremo ha aumentado la indemnización que una compañía de seguros debe pagar a una joven que sufrió un accidente de tráfico, resultado del cual se quedó parapléjica, al incluir además de una cantidad por daños morales a familiares -110.079,38 euros- una segunda en concepto de ayuda a terceras personas -293.545,03 euros-.

La sentencia corrige de este modo lo dictado por la Audiencia Provincial de Almería, que reconoció a la víctima una indemnización de 606.035,45 euros por las secuelas sufridas, pero no apreció la situación de gran invalidez porque entendía que la ayuda no era necesaria de modo permanente, sino que con el medio acondicionado adecuadamente la afectada podía realizar actividades de forma independiente.

La Sala Primera concluye que no se puede penalizar a quien con su sacrificio personal y capacidad de autosuperación consigue avanzar para mitigar su déficit de movilidad.